Beso al pie Selknam

Hay deberes en Patagonia si se quiere volver alguna vez a ella. Comer calafate, es una de ellas, la otra es besar el pie del indígena selk’nam que configura el monumento a Hernando de Magallanes en la plaza Muñoz Gamero.

Epicentro de la ciudad, el rito se realiza sin disimulo y a tal ha llegado su fama que el dedo gordo del pie de esta figura luce completamente pulido. La escultura data de 1920 y fue creada por el artista Guillermo Córdova.

Deja un comentario